• Personal

    Enero / January / Janeiro

    Enero ha sido un gran mes, a pesar de que se siente como un mes muy lento, me agrado empezar el año retomando mis clases de idiomas.

    Desde diciembre estoy estudiando inglés y portugués. Uno porque es necesario, y otro porque me encanta como suena.

    Enero es el mes que más odio del mes porque siempre ocurren eventos inesperados-dolorosos.

    Este enero no fue la excepción, pero también fue un mes en el que pude decir “ok, basta” y ver las cosas de mejor forma y comenzar a enfocarme en mejorar lo que deseo.

    Tambien a mitad de el mes comencé a ir al gimnasio y eso me ayuda mucho con la salud no solo física, si no mental.

    Estoy emocionada de que al menos este año ya tengo asegurados los boletos a la playa.

    Se acabo Enero, con saldo blanco.

  • Personal

    El recuento de los daños 12.

    Doce.

    2018.

    Enero: Me rompieron el corazón bien bonito. Pero conocí Guadalajara.

    Y de febrero a diciembre he intentado recuperarme.

    Marzo fue difícil.

    Abril un poco mejor.

    Mayo paso entre exámenes y tareas finales.

    Junio fue mi último mes en la universidad en etapa presencial.

    Julio: Descanso

    Agosto: Comenzar semestre en línea.

    Septiembre: Urgencias. Apendicitis. Y una nueva oportunidad para mejorar mi vida.

    Octubre: Primera visita de mis papás a Mty y conocer a personas chidas en cdmx.

    Noviembre: Mes de finales y exámenes. No fue tan divertido.

    Diciembre lo cerramos con trabajo. Con beca escolar, con nuevos propósitos.

    A pesar de todo, vamos pa’lante…

  • Personal

    El recuento de los daños 11

    Vengo aquí como cada año a hacer el recuento de cada año.

     

    Este ha sido un año bastante intenso.

    Por un lado volví a la escuela en enero, cambie mi área a las ciencias del ejercicio, obviamente en la UANL y descubrí mi pasión.

    A mitad de semestre me informaban que mi hermana tenía cáncer y empezaba un camino largo de quimioterapia, radioterapia y braquioterapia.

    Llegó junio y para festejar mi cumpleaños 29 y que terminé el semestre de muy buena forma me cumplieron el sueño de viajar a Europa.

    Visite Portugal y fui feliz esa semana comiendo muchísimas cosas, paseando en moto y pasando dos días lejos del ruido en un viñedo.

    Volví y me quede sin uno de mis niños ?

    Tuve que aprender a soltar y a hacer sacrificios.  Pero estoy segura que todo valdrá la pena.

    Estoy aprendiendo a lidiar con mi hijo pre adolescente y de repente me vuelvo loca. Pero no he huido.

    También viaje a CDMX a un evento en octubre y vi a mis amigos así que fui feliz en ese viaje express.

    Volví y en noviembre al terminar el semestre me fui a Mérida con mi mejor amigo desde hace 11 años. Fue un viaje maravilloso, lleno de aventuras y anécdotas, de pláticas y música.

    Y diciembre lo cierro con la familia.

    Este diciembre será el último que los veo a todos juntos.

    El próximo año mis papás se divorcian, mi hermano menor ya cumplió 18,y para aderezar mi mamá está en estudios porque al parecer también tiene cáncer.

    En enero nos dicen si mi hermana ya está en remisión completa.

    Y yo, pues espero que el 2018 no me pegue tan fuerte como este año, y espero viajar mucho mucho para no volverme loca.

    Los mejores deseos para todos.