• Personal

    El recuento de los daños 9

    Es increíble lo mal organizada que estoy, o lo floja que soy.

    Desde antes de que finalizara el año se suponía que actualizaría esto. Tengo muchas fotos y anécdotas del 2014 pero se quedan en mi cabeza (y celular).

    El 2014 ha sido un año que me ha gustado demasiado, viaje como nunca antes, conocí a muchas personas y sobre todo fue de mucho aprendizaje.

    Enero – Marzo – Abril – Junio fueron meses de viajes, de placer, de eventos familiares, pero a fin de cuenta, viajes, acompañada, sola, en familia.

    El 2014 me dejo una gran lección: acomodar mis prioridades. También descubrí hacia donde quiero ir, solo falta enfocarme en ello para lograrlo.

    ¿Este será un año mejor que el 2014? No, este pinta para ser un año difícil, pero he ahí el reto, sobrevivir a este 2015 y vivirlo en las dosis que se deje.

    Saludos a los que todavía se asoman por acá.

    * Si todo sale bien y mi agenda me lo permite, publicaré mínimo una vez a la semana *

     

  • Personal

    El recuento de los daños 8

    Ha pasado más de un año desde que escribí el ultimo post. Y han pasado tantas cosas que ni siquiera recordaba que no escribí un recuento del 2013.

    6 meses después aquí esta:

    El 2013 ha sido el año de las reconciliaciones.

    Me reconcilie con esas amistades que parecían que habían terminado, deje un poquito el orgullo y ahora las relaciones siguen de forma cordial.

    En Junio del 2013 cumplí 25 años y lo celebre con los amigos de Ingress y los pocos amigos que tengo en la ciudad, así que fue agradable. Igualmente fui a Tijuana a visitar al a familia en verano y me encontré con amigos que tenia años sin ver y nos la pasamos muy bien, fueron días de playa, antros, comida y diversión.

    También fue en 2013 cuando me reconcilie con el DF, esa enorme ciudad que me encanta y de la cual estuve alejada por años, no solo por falta de tiempo y por falta de ganas si no por todo lo que había pasado allá.

    Fui dos o tres veces al DF y una de ellas para un evento super especial: Super Show 5 de Super Junior.

    A Tijuana pude ir en verano y en navidad, lo cual me hizo muy feliz.
    De regreso a Monterrey mi vida continua como siempre, llena de cosas que hacer y de pocas ganas de hacerlas. Sin embargo, he estado conociendo un poco más de la ciudad y ya no es tan malo vivir aquí.

    En resumen el 2013 puede decirse que fue uno de mis mejores años, de los últimos años.

     

     

     

     

  • Equis,  Personal

    Si las mañanas fueran más tarde yo sería feliz.

    No me gusta levantarme temprano,  esto posiblemente se debe a que nunca he sido muy buena para conciliar el sueño, de pequeña me mandaban a dormir y yo tardaba mucho en dormirme, si me mandaban a las 9 pm yo me dormía al rededor de las 10 – 11 pm dando vueltas en mi cama.

    Tener malos hábitos de sueño no es divertido cuando tus papás tienen la filosofía de “Ir a la escuela en el turno matutino es mejor que en la tarde, en la tarde solo van vagos” y puede que en cierto punto tengan razón, solo que nunca se dieron cuenta que su hija era parte de los flojos, o debieron darse cuenta de que era un floja y quisieron corregirme, dado que mis primeros dos años de primaria por razones de cambio de hogar fueron en el turno vespertino.

    El cambio a la vida escolar matutina fue tan difícil que sigue sin gustarme levantarme temprano y en mi mente solo estaba “Ya quiero terminar la escuela para no levantarme temprano”, lo cual me da mucha risa porque igual tendría que trabajar e ir temprano al trabajo, pero bueno, ese era mi pensamiento de niña.

    Ahora que soy mamá me tengo que levantar temprano para alistar a Liam y en días como hoy, que cambia el horario a entrada a las 7.30am, maldigo a todos los pocos dioses que sé nombrar.

    Por otro lado, me alegra que mi carrera sea en la tarde-noche, aunque viéndolo bien, me da tanta flojera ir en la tarde a la escuela porque ya voy cansada.

    Equis, hoy solo me dieron ganas de escribir porque desperté más temprano que la alarma, como si mi cuerpo ya supiera que me tengo que levantar y no me dejará dormir más 🙁

     

  • Personal,  Viajes

    Primer viaje 2013: DF + Teotihuacán (primera parte)

    DFcopia2

    Unos días antes de terminar el 2012 fui invitada por Dan a pasar unos días en el DF, lugar al que ya he ido en algunas ocasiones y que me encanta, cuando me propuso ir yo acepte de inmediato, debido a que desde la ultima vez que fui (en 2007) había quedado con ganas de conocer más lugares. Así que después de casi cinco años contándole mis aventuras en el DF y los lugares tan lindos, lo grandioso de la ciudad a Dan, por fin se decidió a ir y para mi fue magnifico pues vería a mis antiguos y nuevos amigos y podría hacer que él se enamorará del DF tanto como yo.

    El viaje inicio el día 1ro de enero en la noche,  y llegamos al DF en la mañana ahí mi hermano Diego(quien fue nuestro guía y ha sido mi guía en el DF siempre) fue por nosotros para llevarnos a donde nos íbamos a hospedar.

    El lugar que elegimos para hospedarnos fue el Hostal Catedral, también conocido como Hostal Mundo Joven Catedral. Es un lugar que esta atrás de la catedral, justo a una cuadra del zócalo. Los precios son bastante buenos, las habitaciones tanto las privadas como las compartidas están muy cómodas y el además todo el lugar tiene un ambiente muy juvenil, fresco y con muy buena onda. Ahí todos nos atendieron super bien y la convivencia con los demás huéspedes fue genial.  El lugar donde hospedarnos lo elegimos en base a las fotos, precios y reviews que vimos en internet y la verdad es que no pudimos elegir mejor lugar para descansar durante esta aventura 🙂

    El primer día recorrimos el centro histórico  visitamos el barrio chino, pasamos a una plaza llena de cosas de gamers y otakus y anduvimos rondando por un rato con Diego, después nos dejo para que siguiéramos papaloteando y fue cuando decidimos entrar “El Templo Mayor”, una zona arqueológica que se encuentra justo a un lado del zócalo y que tiene un museo muy interesante sobre la civilización azteca.

    Después nos fuimos a el Palacio de Bellas Artes, uno de los lugares más bonitos del DF a mi gusto. Ahí entramos a las exposiciones que había, una de ellas era sobre el mismo palacio, su construcción etc. Recorrimos todo el lugar y quedamos maravillados.

    El siguiente paso fue ir a la Torre Latinoamericana y ver la ciudad desde las alturas, fue ahí cuando vimos que cerca de Plaza Garibaldi había un lugar con juegos mecánicos y nos fuimos a la aventura 🙂

    El lugar estaba lleno de stands de los reyes magos y había montones de gentes tomándose la foto con los reyes, aprovechamos y cenamos, regresamos caminando por la Alameda, y para cerrar la noche nos tomamos unos tragos con la gente del hostal.

    Sin duda, el DF siempre esta lleno de sorpresas.