Doce.

2018.

Enero: Me rompieron el corazón bien bonito. Pero conocí Guadalajara.

Y de febrero a diciembre he intentado recuperarme.

Marzo fue difícil.

Abril un poco mejor.

Mayo paso entre exámenes y tareas finales.

Junio fue mi último mes en la universidad en etapa presencial.

Julio: Descanso

Agosto: Comenzar semestre en línea.

Septiembre: Urgencias. Apendicitis. Y una nueva oportunidad para mejorar mi vida.

Octubre: Primera visita de mis papás a Mty y conocer a personas chidas en cdmx.

Noviembre: Mes de finales y exámenes. No fue tan divertido.

Diciembre lo cerramos con trabajo. Con beca escolar, con nuevos propósitos.

A pesar de todo, vamos pa’lante…

Deja un comentario