Personal

Brackets

Cuando era niña tenía una sonrisa muy linda, pero un día un colmillo llego y empujo mis dientes, después otros dientes hicieron lo mismo y ¡Puff! La sonrisa perfecta desapareció.

Por muchos años había pospuesto el tema de mi sonrisa, porque igual en todas las fotografías posibles que tengo solo uso una media sonrisa. Pero hace seis años dije “Ya voy a hacer eso, ajam”, y como soy buena para posponer todo pues no lo hice.

El año pasado lo iba a hacer pero tuve un problema en un diente y mi dentista me recomendó esperar al menos 6 meses. Entonces espere a que eso se solucionara y luego espere a acoplarme a mi nuevo estilo de vida. Entonces este año como regalo de cumpleaños me auto-regale ponerme brackets. Decidí ponerme los brackets metálicos normalitos porque me gusta como se ven.

¿Es doloroso? Si, por los primeros 10 días, pero nada más que eso.

Mi nueva obsesión es tener los dientes super limpios, lo cual me está siendo muy difícil porque me la paso comiendo papas fritas, por lo cual cada mes me hago una limpieza dental…y para que mi ortodoncista no me regañe 😛

Debo confesar que hasta el momento he ido a 2 ajustes y no he sentido mucha molestia. Espero que todo siga bien y no estar lloriqueando luego.

Faltan 22 meses para volver a ver mis dientes libres de brackets y por fin ver como queda mi nueva sonrisa.

Por lo pronto seguiré probando colores de liguitas 😛

Mar18/06/88 Multifacética. Fan de si misma en Facebook. Le gustan los deportes, la música y la fotografía.Puede vivir comiendo tacos al pastor con guacamole.Le gusta sonreír y cuida el medio ambiente.Mas sobre mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *