Equis,  Personal

Si las mañanas fueran más tarde yo sería feliz.

No me gusta levantarme temprano,  esto posiblemente se debe a que nunca he sido muy buena para conciliar el sueño, de pequeña me mandaban a dormir y yo tardaba mucho en dormirme, si me mandaban a las 9 pm yo me dormía al rededor de las 10 – 11 pm dando vueltas en mi cama.

Tener malos hábitos de sueño no es divertido cuando tus papás tienen la filosofía de “Ir a la escuela en el turno matutino es mejor que en la tarde, en la tarde solo van vagos” y puede que en cierto punto tengan razón, solo que nunca se dieron cuenta que su hija era parte de los flojos, o debieron darse cuenta de que era un floja y quisieron corregirme, dado que mis primeros dos años de primaria por razones de cambio de hogar fueron en el turno vespertino.

El cambio a la vida escolar matutina fue tan difícil que sigue sin gustarme levantarme temprano y en mi mente solo estaba “Ya quiero terminar la escuela para no levantarme temprano”, lo cual me da mucha risa porque igual tendría que trabajar e ir temprano al trabajo, pero bueno, ese era mi pensamiento de niña.

Ahora que soy mamá me tengo que levantar temprano para alistar a Liam y en días como hoy, que cambia el horario a entrada a las 7.30am, maldigo a todos los pocos dioses que sé nombrar.

Por otro lado, me alegra que mi carrera sea en la tarde-noche, aunque viéndolo bien, me da tanta flojera ir en la tarde a la escuela porque ya voy cansada.

Equis, hoy solo me dieron ganas de escribir porque desperté más temprano que la alarma, como si mi cuerpo ya supiera que me tengo que levantar y no me dejará dormir más 🙁

 

Mar18/06/88 Multifacética. Fan de si misma en Facebook. Le gustan los deportes, la música y la fotografía.Puede vivir comiendo tacos al pastor con guacamole.Le gusta sonreír y cuida el medio ambiente.Mas sobre mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *